Por qué creemos que el teatro debería estar presente en todas las aulas

Este es un tema del que hemos hablado en infinidad de ocasiones con diferentes madres y padres, ante el planteo de situaciones sociales complicadas a las que se suelen enfrentar los niños y las niñas en edad escolar y que, a medida que avanzan, se van agravando.

¿Qué pasaría si en todas y cada una de las aulas de las escuelas de educación infantil, primaria (¿y secundaria?), se utilizara el juego teatral al menos una vez a la semana? Creemos que sería del todo enriquecedor tanto a nivel personal como social porque, entre otras cosas, facilitaría tratar determinados temas que con la simple charla no suele alcanzar ya sea por edad (a los pequeños les cuesta mucho verbalizar determinadas situaciones, sin embargo suelen ser capaces de representarlas a través de gestos o acciones o comentarios) o por una personalidad más tímida o introvertida. También sería de gran ayuda para el o la docente que se encuentre frente a la clase ya que resulta ser una vía muy rápida para conocer más y mejor a las personas que se tiene delante, con el obvio beneficio que esto significaría para el proceso educativo. Afianzaría también el vínculo emocional entre todos los participantes haciendo que la clase sea un lugar donde las emociones estén más presentes.

También sabemos que el juego teatral ayuda al auto conocimiento (fundamental para la auto estima), haciéndolo a través de juegos y dinámicas divertidas donde nos dejamos llevar por la imaginación, saliendo de nosotros mismos para abarcar cualquier mundo que nos resulte curioso. Este trabajo realizado en conjunto con aquellos niños y aquellas niñas con las que se pasa gran parte de cada uno de los días resulta altamente productivo para la identidad del grupo, para el trabajo de la empatía, para la resolución de situaciones conflictivas, para otorgar un espacio de contención donde plantear un temor o inseguridad, para tener ocasiones de transformarse en aquello que se desea ser, para poder animarse a decir ¡No! cuando algo no nos hace sentir bien, para aprender a mirar de otra manera el mundo que nos rodea y para muchas cosas más que podríamos seguir enumerando.

Tenemos claro que esto no es un remedio milagroso, que no se pueden resolver conflictos o traumas personales sólo por hacer teatro, pero creemos profundamente que sería notoria la disminución de los conflictos de acoso individuales y grupales porque a través del juego teatral se estimula el desarrollo de la empatía, se motiva y promueve el interés por el prójimo, se estimula la inteligencia emocional y se refuerzan los valores positivos dentro del grupo.

Por esto creemos que sería realmente beneficioso incluir el juego teatral en las aulas ¿Tu que opinas?

Nada es lo que parece 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s